Dulces Párrafos MARIPOSAS EN TU ESTÓMAGO


-¿Posarías desnuda?
Acabamos de detenernos en un semáforo en rojo. ¿Qué ha dicho?
-¿Serías capaz de pintar a alguien sin ropa y seguir concentrado? -le respondo siguiéndole el juego-. Lo dudo -me contesto a mí misma con diversión.
Alex me echa una mirada que no sé qué significa exactamente.
-¿Eso quiere decir que estarías dispuesta a probarlo?


-Deja de bromear... Escóndete en el... baño, por favor -le suplico, mientras me derrito con cada nuevo roce suyo.
-¡Me estoy cansando, novata! -grita Elisa desde el otro lado.
-Eli... sa -logro farfullar, cuando Alex ataca la zona sensible bajo mi barbilla, dejándola húmeda y expectante.
-Me estás volviendo loco murmura con voz grave.


Alex se acerca, echa aire caliente sobre el cristal y luego empieza a escribir algo con el dedo. Intrigada, voy descifrando letra tras letra hasta que forman una palabra con sentido.
-«Bésame» -leo ruborizándome.
Paso la mano sin pensar e intento borrarlo.
-Tendrías que salir fuera para hacerlo -me avisa él con tono engreído.


-¿Estás celoso?
-Claro que sí. Los chicos malos no compartimos.
-Eso me gusta, las chicas buenas tampoco. ¿Algo más que deba saber?
-De momento, eso es todo.


Le observo sorprendida.
-¿Qué quieres decir? ¿No te das cuenta de que si él gana yo...?
-¿Tú qué? -dice alzando mi barbilla con la punta del dedo índice-. ¿Acaso no confías en mí? No voy a perder, Rebeca. Ese beso va a ser mío.

Reseña UNA CONEXIÓN ILÓGICA


Título: Una conexión ilógica
Autor: John Corey Whaley
Editorial: Alfaguara
Nº Páginas: 256
ISBN: 9788420485201
Valoración: 8

Sinopsis: Solomon es muy fan de Star Trek y se ha embarcado en su propia misión, que dura ya tres años, dos meses y un día. La última frontera para él parece ser el umbral de su casa y la agorafobia lo mantiene encerrado en ella. Aunque Solomon está más que satisfecho siendo el rey de la casa, con el pijama como uniforme y sus padres ausentes casi todo el día.
Pero todo cambiará cuando conozca a Lisa. Su sueño es conseguir plaza en la segunda mejor Facultad de Psicología del país (está siendo realista, por eso es la segunda). Está muy segura de sí misma y, junto con su encantador novio Clark, intentará cambiar la vida de Sol. Su amistad será mucho más íntima de lo que esperaban. Pero ¿qué sucederá cuando Sol descubra los planes de Lisa?

¡Hola corazoncitos! ^^ Hoy os traigo una reseña nuevo de un libro que fue publicado en España el 26 de enero de este año. Por supuesto, antes de empezar quiero agradecer a Edición Anticipada una vez más que haya confiado en mí y me haya regalado la oportunidad de volver a reseñar uno de sus libros. ❤️

Como habréis leído en la sinopsis, el tema trata una enfermedad llamada agorafobia y que impide que la persona afectada sea incapaz de salir a los espacios abiertos o públicos, teniendo el temor de que algo malo pueda ocurrirte, como sufrir una crisis de ansiedad, por ejemplo. En cuanto vi que el tema iba con esta enfermedad me llamó bastante la atención y no dudé un momento para elegirlo. 
Además está la segunda parte de la sinopsis, en la que la protagonista decide ayudar a Solomon como parte de un trabajo e intentará curarlo. Esta parte, sin duda, llamó todavía más mi atención. Quería saber cómo haría el escritor para intentar curar a una persona agorafóbica.

El libro se divide en dos partes: Primavera y Verano (un mes más tarde). Los capítulos son narrados desde la perspectiva de Sol y Lisa alternativamente, y en total hacen treinta capítulos.

Solomon Reed, nuestro protagonista, es un adolescente de dieciséis años que lleva tres años metido en casa a causa de la enfermedad. Todo comenzó con ataques de pánico hasta que llegó el día en el que ni siquiera podía salir de casa. Sus padres, Valerie y Jason Reed, entienden la postura de su hijo y deciden aceptar su destino por mucho que les duela ver a su hijo en esa circunstancia. Todo lo hacen por su salud. Sol estudia en casa y tiene un buen humor junto a sus padres, pese a los episodios de ansiedad y la palidez de su cara, pues él sigue siendo un adolescente normal, dentro de lo que cabe. Lo único que le falta es tener amigos, pero para él es suficiente estar en casa con su familia, las visitas de su abuela y Star Trek.

Lisa Praytor, la protagonista, es un año mayor que Sol es la chica más lista y trabajadora de toda su clase (y de todo el instituto, podríamos decir). Lleva saliendo con su novio Clark Robbins durante un año y son una de esas parejas que se complementan perfectamente. Si no fuese por el pequeño detalle de que en todo ese tiempo Clark ha estado evitando algún contacto físico más íntimo con ella. Por desgracia, Janis, la amiga de Lisa, se encargará de sembrar la duda en ella acerca de la verdadera tendencia sexual de Clark.

Lisa decide encontrar a Sol para intentar curarle y redactar su trabajo para la facultad de psicología, donde debe contar su experiencia con enfermedades mentales. Así es como ambos se conocen y poco a poco comienzan a ser amigos. Sol cada vez tiene menos ataques de ansiedad y Lisa va conociendo a la persona que se esconde tras esos muros, y no al enfermo del que quiere hablar para huir de su pequeña ciudad. 
Los dos hacen tan buenas migas que deciden dar un paso más allá y meter al grupo a Clark, el cual es también un admirador fiel de la saga Star Trek.
Sol encuentra en Clark algo más que un amigo y Clark le toma tanto cariño como a uno de sus hermanos. Por lo que ambos comienzan una amistad pura que le da quebraderos de cabeza a Lisa por lo que pueda estar pasando entre los dos, ya que Sol le confiesa al principio ser homosexual y los gustos de su novio no están muy claros. Tampoco ayuda el hecho de que Clark se vaya distanciando más de ella y comience a pasar más tiempo en casa de Sol.

No contaré el final, obviamente, así que prefiero quedarme callada aquí y dejaros conocer cómo continúa la historia por vosotros mismos. Solo puedo decir que me enamoré de los personajes, pero en concreto me enamoré de Clark por su forma de ser, tan bueno y dulce con todos. También lo hice de la abuela de Sol, la cual le ayuda más de lo que se piensa, haciendo buen equipo con los consejos de Lisa.

La verdad es que me ha gustado mucho el libro por sus personajes, por el humor, la resolución de problemas, el drama, el tema de la enfermedad en un adolescente y por cómo notas que todos son como una gran familia. Me encantó, de verdad. Lo único que eché de menos tal vez fue algo más del final. Me hice unas expectativas demasiado altas, pero entendí que fuese de esa forma.

Espero que os haya gustado la reseña y ¡gracias por leerme! ^^ Estaré encantada de haber sido de ayuda para decidiros por leer esta historia que, aunque corta, fue fantástica. Os dejo unos dulces párrafos del libro para que les echéis un vistazo.

Nos leemos, dulces!

Dulces Párrafos UNA CONEXIÓN ILÓGICA

Algunas personas se apuntan a lo imposible y esos son los que todo el mundo recuerda.


Quizá yo me esté quedando sin tiempo, pero al menos estoy viviendo, y si eso es lo que esto es para ti, quedarte aquí dentro donde nunca pasa nada, donde crees que estás a salvo, entonces quédate.


Con lo inteligente que soy, tuvo que aparecer un chico encerrado en su casa para enseñarme que a veces no importa dónde estás, solo importa quién está contigo.

Dulces Párrafos EL BESO DEL INFIERNO

-¿Quieres probar? -Volvió a inclinarse hacia delante, y sus labios rozaron la curva de mi mejilla-. Déjame que te sugiera lugares más apropiados. Tengo un piercing en...
-¡Para! -Aparté la cabeza hacia un lado-. Así que ahora eres un pervertido, además de un demonio y un acosador.


-Ya sabes lo que dicen sobre los primeros besos.
-¿Que te arrepientes de ellos?
Su sonrisa se desvaneció.
-No. Iba a decir que nunca los olvidas.


-No deberías mirarme de ese modo -murmuró.
Una clase diferente de calor me inundó las mejillas, y me aclaré la garganta.
-No te estoy mirando de ningún modo.
Me dirigió su habitual sonrisa torcida.
-Sé lo que estás pensando.
-Ah, ¿sí?
[...]
-Para que lo sepas, tu virginidad no está a salvo conmigo. Así que cuando tengas cara de querer que devore cada centímetro de tu boca, lo haré sin una pizca de remordimientos. Sin embargo, dudo que tú sientas lo mismo después.


Teniéndolo tan cerca era difícil pensar en una buena mentira.
-Me pones nerviosa.
Esa sonrisa suya se extendió lentamente por sus gruesos labios mientras se incorporaba, dejando poco espacio entre nuestras bocas.
-Deberías estar nerviosa.
-Eso es muy reconfortante.


-Me perdí por completo en el momento en que te encontré.

Dulces Párrafos MISS YOU

-¿Desapareces durante un año y esperas que dedique mi vida a esperarte sentadita? Pues no. He estudiado mucho, he conocido a gente impresionante y me ha encantado vivir sola, y a pesar de toda la mierda con la que he tenido que lidiar, mi año ha sido una puta pasada. Así que, por si no te has dado cuenta, puedo vivir sin ti. Soy capaz de sobrevivir sin el poderoso Tyler Bruce.


-¿Has descifrado por qué la gente hace cosas tan irracionales como escaparse a Portland con su hermanastro?
[...]
-Me parece que no soy la persona más apropiada para estudiarlo -murmuro lo más rápido que puedo, intentando pronunciar las palabras antes de que se me atoren en la garganta.
[...]
-...pero estoy bastante segura de que la gente solo hace esas cosas cuando les queda algo de esperanza.


-¿Amar?
Siento que mis mejillas se sonrojan por la presión de su intensa mirada sobre mí. Sus ojos húmedos me miran buscando una confirmación. Pero me siento tan tímida que no puedo mirarlo a la cara para decírselo.
Me inclino hacia él y murmuro:
-Siempre lo he hecho.


Y tenía razón en mantener la esperanza, y tenía razón en darle a Tyler otra oportunidad, y tenía razón en seguir lo que me dictaba el corazón, porque a veces, solo a veces, merece la pena correr riesgos.